-

Tuesday, November 23, 2010

Anne Igartiburu Enamorada


Anne Igartiburu, a sus 41 años, está de nuevo enamorada. El responsable es Daniel, de 37 años y con una hija de una relación anterior. El nuevo novio de Igartiburu vive en Madrid, pero los fines de semana se relaja en Santa María del Tiétar, Ávila, donde sus padres tienen una finca: “La Josa”. La familia de Daniel es empresaria de la confección y tienen varias tiendas en Madrid. El hombre que ha conquistado el Corazón de… está vinculado a esa empresa familiar y al mundo del toro.
Hace unos días, veíamos a la presentadora y a su novio en Manhattan, ya que la pareja participó en la maratón de Nueva York. La revista Hola confirmaba que eran muy buenos amigos, pero Vanitatis ha podido confirmar que son novios desde hace un año. Igartiburu conoce a los padres de Daniel y visita con frecuencia la residencia de descanso de la familia de su pareja. Algunos fines de semana, los novios se desplazan al municipio abulense de Sotillo donde acuden a almorzar. Sotillo se sitúa a pocos kilómetros de Santa María del Tiétar, donde la familia de Daniel tiene su segunda residencia, la de descanso y relax.
Anne y Daniel intentan pasar desapercibidos, pero la melena rubia de la presentadora la ha delatado y ya no pueden ocultar su amor ni en Madrid ni en su retiro espiritual de Ávila. Conocidos de Daniel comentan que se les ve felices e ilusionados y con un proyecto en común: el “sí quiero”. Algunos amigos de la pareja aseguran que estamos ante las puertas de una boda. Incluso se atreven a afirmar que hay fecha para el enlace y menú elegido para el día señalado. ¿Primavera quizá?
Desde que la popular presentadora decidiese romper su matrimonio con el bailarín Igor Yedra en 2006, ha mantenido varias relaciones sentimentales. En marzo de 2007, rompía su relación con Álvaro Fuster, íntimo amigo del Príncipe Felipe y, en 2008, se conocía la nueva amistad de la presentadora con el diestro Israel Lancho, 13 años más joven que ella. El tiempo difuminó la amistad o el noviazgo. Ahora con Daniel todo parece diferente.

Fuente: vanitatis.com

No comments:

Post a Comment